Garbanzo en Femenino

Las mujeres dan valor a la IGP “Garbanzo de Escacena”

Una iniciativa del Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida ‘Garbanzo de Escacena’ para destacar el papel de la mujer dentro de la actividad vinculada al cultivo, la comercialización, la investigación y el manejo del garbanzo, así como su contribución dentro la cultura gastronómica en el territorio de esta IGP.
La mujer ha tenido tradicionalmente un protagonismo limitado en toda la actividad vinculada al garbanzo. Esta relación casi siempre ha estado relacionada con el manejo y uso del garbanzo en la alimentación con recetas y formas de cocinar el garbanzo que se han ido transmitiendo de generación en generación.
Sin embargo durante la última década la mujer ha ido ganando protagonismo en otras áreas de actividad del garbanzo, como el cultivo, la gestión o las nuevas formas de uso del garbanzo en la gastronomía.
Por ello el Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida ‘Garbanzo de Escacena’ ha lanzado el proyecto Garbanzo en Femenino, una iniciativa con la que pretende incentivar aún más la presencia y la participación de la mujer dentro del sector del garbanzo
El proyecto Garbanzo en Femenino pretende dar a conocer el trabajo y poner en valor el trabajo que desarrollan las mujeres que viven y trabajan en los municipios que conforman el territorio de la Indicación Geográfica Protegida ‘Garbanzo de Escacena’ en áreas como:

El cultivo y la producción del garbanzo.
La investigación.
La Gestión.
La Comercialización.
La alimentación.
Restauración, Gastronomía y Alta Cocina.

La mujer debe hacerse más visible dentro del cultivo y la comercialización del garbanzo

La investigación es un trabajo esencial para mejorar el cultivo del garbanzo y avanzar en todos los aspectos relacionados con la agronomía, como es la siembra, el cuidado o la recolección. En este campo técnico y especializado tiene cada mayor protagonismo la mujer.

Dolores Daza Ramírez: “La cocina del garbanzo es indispensable por ser uno de los alimentos más completos y saludables”

Cuando en el territorio de la Indicación Geográfica Protegida ‘Garbanzo de Escacena’ se habla de la cocina y la gastronomía de esta legumbre aparece siempre de forma destacada un nombre propio: Dolores Daza